• Adoradores y Servidores

ECOS DEL EVANGELIO: NADIE HA HABLADO COMO ESTE HOMBRE


La Palabra de Dios

Muchos de los que escucharon esto decían: «Realmente este hombre es el Profeta». Unos afirmaban: «Este es el Mesías». Pero otros decían: «¿Cómo va a venir el Mesías de Galilea? ¿No dice la Escritura que el Mesías es un descendiente de David y que saldrá de Belén, la ciudad de David?» La gente, pues, estaba dividida a causa de Jesús. Algunos querían llevarlo preso, pero nadie le puso las manos encima. Cuando los guardias del Templo volvieron a donde los sacerdotes y los fariseos, les preguntaron: «¿Por qué no lo han traído?» Los guardias contestaron: «Nunca hombre alguno ha hablado como éste». Los fariseos les dijeron: «¿También ustedes se han dejado engañar? ¿Hay algún jefe o algún fariseo que haya creído en él? Pero esa gente que no conoce la Ley, ¡son unos malditos!» Les respondió Nicodemo, el que había ido antes a ver a Jesús y que era uno de ellos. Dijo: «¿Acaso nuestra ley permite condenar a un hombre sin escucharle antes y sin averiguar lo que ha hecho?» Le contestaron: «¿También tú eres de Galilea? Estudia las Escrituras y verás que de Galilea no salen profetas». Juan 7:40-52 Eco del Evangelio “Nadie ha hablado cómo este hombre “

Asi se nos relata en el evangelio de hoy ; muchos que están con El y escuchan a Jesús quedan perplejos , para sus seguidores y también los que buscan para apresarlo , quedan desconcertados ante sus palabras . Además se nos relata que por su origen , muchos son incapaces de aceptar que venga de galilea , para ellos nada bueno a salido de allí.

Jesús nos habla pero su palabra supera a profetas y maestros . Que fácil es caer en la dureza del corazón y del oído , por el acostumbra miento de la vida de fe , con el peligro de la rutina y de perder el asombro . Hermanos hoy tenemos un regalo maravilloso de darle a la Palabra , el lugar que debe tener en nuestra vida para que nos transforme y nos haga pasar de oyentes a creyentes y de creyentes a discípulos . Hoy estamos en la iglesia hogar , abramos el oído pues él nos está hablando . ¿Estamos haciendo el esfuerzo de escucharlo? Estemos atentos a escucharnos a escuchar el propio corazón , estemos atentos pues podemos caer en la indiferencia y peor aún ser parte del rechazo de su Palabra y de su Amor . “Si Dios dejara de pronunciar su Palabra, incluso por un instante, el cielo y la tierra desaparecerían.” Pidamos al Espíritu Santo que nos ayude a escuchar y a maravillarme de la novedad de la Palabra de Dios . 28/03/ 2020 P Pedro Pablo Garin

58 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo